Alex Rodríguez. (Seth Wenig)

NUEVA YORK -- Alex Rodríguez retiró una demanda en la que acusaba a un médico de los Yanquis de Nueva York de echar a perder su tratamiento para una lesión de la cadera, con lo que el toletero puso fin a una parte que aún estaba pendiente del pleito legal en torno a su carrera en el béisbol, dijo el viernes su abogado.

Rodriguez retiró su demanda contra el doctor Christopher Ahmad "por el único fin de no tener distracciones legales" en momentos en que el antesalista anticipa regresar a jugar tras la suspensión de una temporada que cumple este año, dijo el abogado Alan S. Ripka.

"Desea enfocarse en ser el mejor jugador de béisbol que pueda ser, el mejor Yanqui que pueda ser, y no quiere que nada lo distraiga de esas metas", afirmó Ripka.

El abogado de Ahmad no devolvió de inmediato una llamada telefónica con relación a la noticia, reportada por primera vez por el periódico Daily News.

Rodríguez, de 38 años, abandonó el caso por negligencia médica cuatro meses después de retirar dos demandas contra las Grandes Ligas en torno a la investigación de éstas sobre si utilizó fármacos prohibidos para mejorar el desempeño. Él ha negado haberlos usado, pero de todas formas aceptó la suspensión más larga en la historia del béisbol relacionada con la ingestión de sustancias para jugar mejor.

Mientras combatía la suspensión a fines del año pasado, Rodríguez interpuso su demanda por negligencia médica. Dijo que había seguido jugando y se le agravó una lesión en la cadera izquierda en octubre de 2012 porque Ahmad no le dijo que un examen de resonancia magnética había mostrado un desgarre en la articulación. A la larga el pelotero fue operado para corregirle la cadera en enero de 2013, y su recuperación le impidió participar de nuevo con los Yanquis sino hasta agosto.

El abogado de Ahmad ha dicho que el cirujano ortopédico proporcionó un tratamiento adecuado.

La demanda también mencionaba al Hospital Presbiteriano de Nueva York, donde se llevó a cabo la resonancia. El hospital "nunca pensó que el caso tuviera méritos" para prosperar y vio con beneplácito que fuese retirado, dijo su abogado, Neil F. Brenes.

Ripka insistió en que el desistimiento en el caso no se debió a que careciera de méritos.

"Se trata de eliminar más cosas en qué pensar y en lugar de ello encargarse de lo que es lo más importante (para Rodríguez), que es jugar béisbol por los Yanquis", afirmó el abogado.

El caso aún estaba en sus primeras etapas y los argumentos no habían profundizado en cuestiones médicas. Pero en un indicio de lo delicado de ellas, en un momento dado el abogado de Rodríguez le pidió a un juez asegurarse que cualquier video del pelotero en que respondiera preguntas previas al juicio no fuese difundido públicamente, si es que el caso llegaba hasta ese punto.

La demanda no mencionó a los Yanquis. Los representantes del equipo no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios que se les enviaron por correo electrónico.