Manny Ramírez. (AP)

CHICAGO -- La presencia de Manny Ramírez ha sido algo positivo hasta el momento para los Cachorros de Chicago.

Theo Epstein, ejecutivo de los Cachorros, elogió a Ramírez el viernes por su trabajo con los peloteros de ligas menores del club en Arizona, e indicó que el ex astro de las Grandes Ligas podría pasar al Iowa de la Triple A la próxima semana.

El dominicano de 42 años firmó un contrato de ligas menores en mayo y se reportó a las instalaciones del equipo en Mesa para tener algunos turnos al bate en una ampliación de los entrenamientos de primavera. Cuando pase al Iowa se desempeñará como jugador y coach en el mejor equipo de Chicago en las menores.

"He recibido muchísimos correos electrónicos y mensajes de texto de mucha gente del personal en sucursales, diciéndome que su presencia ha sido una bocanada de aire fresco y lo mejor que les ha sucedido a los muchachos en Mesa", dijo Epstein antes de que los Cachorros iniciaran una serie de fin de semana ante los Piratas. "Así, estoy realmente complacido con el impacto que está teniendo dentro de la organización".

"Probablemente en algún momento de la próxima semana estará listo para ir a Iowa, pero no tenemos prisa porque está dejando huella en los jóvenes que dan sus primeros pasos en la pelota profesional, y prospectos como Jorge Soler, que se están rehabilitando. Manny ha sido una gran influencia hasta ahora", agregó.

Ramírez tiene promedio de .312 en su carrera, con 555 cuadrangulares en 2.302 partidos a lo largo de 19 temporadas en las Grandes Ligas. Pero los Cachorros lo adquirieron para que se desempeñe como mentor de sus jugadores jóvenes e insisten en que no es candidato a ascender al conjunto de ligas mayores.

La llegada de Ramírez fue un poco una apuesta de Epstein, quien era el gerente general de Boston cuando el enigmático toletero ayudó a los Medias Rojas a ganar las series mundiales de 2004 y 2007.

Ramírez fue suspendido 50 partidos en 2009 cuando jugaba con los Dodgers de Los Ángeles, luego de dar positivo a una sustancia prohibida. Se retiró en abril de 2011 en lugar de servir una suspensión de 100 juegos como resultado de una segunda prueba antidopaje fallada mientras estaba en Tampa Bay, pero más tarde acordó a una suspensión reducida de 50 partidos y jugó en ligas menores con Oakland en 2012.

Ha recibido también críticas en el pasado por mostrar apatía al jugar, pero Epstein piensa que puede ser un valioso mentor en las sucursales de Chicago.

"Se ha estado reuniendo con los jóvenes todos los días, apartándolos para hablar sobre bateo, para decirles que no cometan los mismos errores que él hizo fuera del campo, manteniéndolos enfocados en el trabajo fuerte, en tener pasión por el juego y hacer las cosas de la manera correcta", afirmó Epstein.