Carlos Ruiz (derecha) conversa con el abridor de los Filis, Kyle Kendrick. (AP)

PHOENIX - Cuando se habla de Carlos Ruiz en los predios de los Filis, lo primero que se menciona es cómo el receptor panameño ha manejado el pitcheo del equipo desde que se estableció en Grandes Ligas en el 2007.

Además, surge la palabra "líder", tanto de parte del gerente general Rubén Amaro Jr. como del manager del club, Ryne Sandberg.

"Se ha convertido en un líder mucho más importante que en años anteriores", le dijo Amaro Jr. a LasMayores.com durante la serie recién concluida entre los Filis y los Diamondbacks aquí. "Es un gran jugador. Ha aprendido a batear mucho más y ha aprendido a manejar un club".

Ruiz fue el cátcher de una de las mejores rotaciones abridores de nuestra época que incluyó a Roy Halladay, Cliff Lee y Cole Hamels, entre otros serpentineros. Y el oriundo de David, Panamá, dio algunos de los batazos más importantes de la franquicia en el 2008 para ayudar a los Filis a ganar la Serie Mundial de ese año y conquistar el banderín de la Liga Nacional en el 2009.

Ahora Sandberg, en su primera temporada completa como piloto de Filadelfia, está contento de contar con Chooch como su receptor titular.

"Es muy bueno", dijo Sandberg. "Es un cátcher completo. Es muy duradero, tiene un bate derecho de calidad, es bien versátil en el orden ofensivo y tira bien. Es uno de los líderes en el equipo y eso es importante, tener un cátcher que cumpla ese rol".

Por supuesto, el simple hecho de ser considerado un líder- Ruiz tiene fama por su buena comunicación con los lanzadores y una personalidad que pone a relajar a sus compañeros-es un extra importante, pero es eso mismo: un extra.

Para seguir justificando su papel en el equipo a los 35 años, Ruiz sabe que necesita continuar rindiendo al bate y a la defensa.

"Creo que la rutina diaria que uno mantiene es bien fundamental", dijo Ruiz al respecto. "Es algo que requiere de bastante sacrificio, bastante trabajo para mantenerse en forma".

Luego de un 2013 acortado debido a una lesión en una corva y una suspensión por una sustancia prohibida, Adderall-medicamento por el que ahora tiene un permiso de parte de MLB-Ruiz ha puesto de su parte en el aspecto ofensivo en el 2014, bateando .296 en sus primeros 20 juegos, con porcentaje de embasarse de .412 y slugging de .492.

El veterano ha conectado 11 hits en sus últimos 22 turnos, con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.052, seis extrabases, siete empujadas y seis anotadas desde el 21 de abril.

"Me siento bastante bien, trabajando muy fuerte en lo que es la consistencia con mi mecánica para tener buenos turnos", relató el veterano al hablar de su tórrido bateo en la última semana. "Me ha dado buenos resultados".

En el caso de Ruiz, el bateo siempre ha sido un buen complemento para la parte más importante de su juego: La defensa y el manejo de los pitchers. Y el consenso es que si no estuviera en la Liga Nacional un cátcher del nombre de Yadier Molina, el istmeño probablemente tendría por lo menos uno o dos Guantes de Oro en su haber.

"Para mí eso es lo más fundamental", confirmó Ruiz. "La comunicación con los pitchers es primordial para mí. Antes de cada partido trato de que ellos se sientan cómodos y puedan realizar su trabajo para darle el triunfo al equipo".

FIRMADO POR TRES TEMPORADAS MÁS
Amaro ha mantenido intacto al núcleo de veteranos que produjo tantos éxitos en Filadelfia del 2007 al 2011. Con dicha estrategia, el ejecutivo ha sido criticado por muchos analistas que argumentan que peloteros como Ryan Howard, Chase Utley y Jimmy Rollins han visto pasar sus mejores días.

Ruiz es otro nombre en la lista de los pilares de aquellos Filis ya con por lo menos 34 años. Sin embargo, en salud hasta ahora en el 2014 y con la forma en que ha lucido el panameño, su contrato de tres años y US$26 millones podría tener más sentido que los de los antes mencionados.

"Era la mejor opción para nosotros, así que decidimos firmarlo", dijo Amaro al hablar del compromiso tan fuerte con Ruiz. "Él sabe quechar. Sabe ganar campeonatos. Obviamente lo conocíamos bien como jugador y como líder.

"La verdad es que no hay buenos receptores hoy en día. Es así de sencillo", contnuó el gerente. "Ninguno de estos peloteros está sin sus manchas, pero al mismo tiempo es una persona de calidad, es un líder de calidad y aún siento que es uno de los mejores receptores de Grandes Ligas".

Por supuesto, el mismo Ruiz se expresa bien contento por la confianza depositada por la organización de los Filis.

"Me siento súper contento con la contratación y, lógico, por estar nuevamente con el equipo de los Filis, el equipo de toda mi carrera", manifestó el receptor, a quien Sandberg califica como "un profesional neto". "Le pido a Dios que me dé mucha salud para desempeñar mi trabajo día a día y poder darle lo mejor de mí .

"Esa es la manera en que puedo pagarles a ellos. Esa es la mentalidad con la que salgo al terreno todos los días".

¿Y qué dice Amaro sobre cualquier comentario negativo en torno al nuevo contrato de Ruiz?

"No me importa que nos critiquen por las firmas. Eso para mí no significa (nada)", indicó . "Lo importante es lo que más convenga a nuestro club, y Chooch era la mejor opción".