Jacoby Ellsbury.

NUEVA YORK -- A través de los años, parte de la intriga de la rivalidad entre los Medias Rojas y los Yankees ha sido cuando un integrante clave ha cambiado de uno de los equipos a otro.

Babe Ruth fue el primero, seguido por figuras como Sparky Lyle, el cubano Luis Tiant, Wade Boggs, Roger Clemens, Don Baylor y Johnny Damon.

Ahora le toca a Jacoby Ellsbury, quien ganó dos anillos de campeón con Boston y firmó con Nueva York durante el invierno recién concluido.

El jueves, cuando ambos equipos iniciarán una serie de juego juegos, será la primera vez que Ellsbury se enfrentará a sus ex compañeros.

A pesar de irse de 4-0 el miércoles ante los Orioles, Ellsbury ha empezado muy bien con los neoyorquinos, con promedio de .414 hasta ahora.

"Obviamente lo principal es mantenerlo fuera de circulación", dijo el manager de los Medias Rojas, John Farrell. "Él sabe crear muchos problemas".

El partido del jueves será el primero de 19 que disputarán estos rivales del Este de la Liga Americana.

Se subirá a la lomita por Boston el derecho Clay Buchholz, quien permitió 13 hits y seis carreras en 4.1 innings en su debut del 2014.

Ahora busca mejores resultados.

"No creo que uno vea su verdadera velocidad hasta el mes de mayo", dijo Farrell. "Pero sin importar qué tiene un pitcher en la bola, todo se reduce a la localización".

De su parte, los Yankees se irán con el dominicano Michael Pinea en el montículo.

La semana pasada Pineda, en su primera salida de Grandes Ligas desde el 2011, lanzó bien al limitar a los Azulejos a cinco hits y una sola vuelta en 6.0 episodios. Sin embargo, cargó con la derrota y buscará llevarse la victoria el jueves.

"Estoy bien contento por todo, porque todo va bien y eso es lo que busco", dijo Pineda luego de su apertura en Toronto. "Llevo dos años trabajando duro para estar aquí y estoy contento con eso".