Grégor Blanco (AP)

SAN FRANCISCO -- El guardabosque Grégor Blanco ha sido titular en un solo juego de los Gigantes esta campaña. Sin embargo, el venezolano ha seguido siendo pieza integral en la estrategia diaria del dirigente Bruce Bochy.

Blanco se ha acoplado a su rol como sustituto del jardinero izquierdo Michael Morse, quien ha jugado las nueve entradas completas apenas uno de los primeros ocho compromisos de los Gigantes. A Bochy le sigue preocupando la dolencia en la pantorrilla derecha de Morse, así que Blanco ha entrado a juego tan temprano como en la quinta entrada y ha jugado en siete de los primeros ocho partidos del equipo.

Blanco se siente satisfecho de ser parte del plan de Bochy.

"Esto es lo que he hecho casi toda mi carrera", dijo Blanco, quien jugó en 141 compromisos en cada uno de los últimos dos años en San Francisco. "Estoy consciente de que si tenemos la ventaja o si algo sucede en la quinta o sexta entrada, debo estar listo para entrar por Michael".

Blanco, con bastante humildad, agregó que no está obsesionado con su tiempo de juego.

"Para mí es un honor", dijo el jardinero. "Es un honor poder contribuir de la manera en que lo estoy haciendo. Haré lo que sea necesario".