José Abreu. (Getty Images)

CHICAGO -- En la pretemporada, el inicialista cubano de los Medias Blancas, José Abreu, conectó tres cuadrangulares en 56 turnos. Y no se voló la cerca en sus primeros 29 turnos de la campaña regular hasta que pegó un jonrón de tres vueltas en el segundo encuentro de la serie entre Chicago y Colorado el martes.

El cañonazo le dio a los Patipálidos una ventaja de 7-2 y los impulsó a una victoria por 15-3. Abreu borró una cuenta de 0-2, bateó de foul seis lanzamientos seguidos con la cuenta 2-2 y conectó el jonrón ante la primera curva que vio.

Aunque los cuadrangulares no se vieron en los Entrenamientos de Primavera, los Medias Blancas sabían lo que podía ofrecer Abreu, quien firmó por US$68 millones tras desertar de Cuba.

"Puedes escuchar el sonido de su bate cuando le pega a la pelota, especialmente hacia la banda contraria", señaló el piloto Robin Ventura. "Son pocos los que tienen esa capacidad; él es uno de ellos. En la pretemporada, lo vimos varias veces y debes fijarte bien para asegurarte de lo que estás presenciando. Es un dote".

La velocidad en el swing debe ser de primera clase para lograr esa clase de sonido explosivo, y dicha velocidad es el resultado de una combinación de cualidades en la caja de bateo.

"Es su balance cuando hace contacto", dijo Ventura. "Lo principal para él es conectar con la parte gruesa del bate. Pero tiene un balance cuando lo logra. Tiene un swing veloz. Tiene la fuerza. Cuando hace contacto, lo hace con todo el cuerpo. Siempre está en una buena posición para tener un contacto sólido".

El cuadrangular de Abreu fue por la raya del jardín izquierdo. En el octavo episodio del mismo encuentro, pegó un vuelacercas de dos carreras por el bosque central. Según Elias Sports Bureau, Abreu es el primer novato en la historia de los Medias Blancas en tener dos encuentros con al menos cuatro impulsadas en sus primeros ocho juegos de Grandes Ligas.

En la temporada muerta los Rockies buscaban agregar a un primera base tras el retiro de Todd Helton. Al final firmaron al agente libre Justin Morneau por dos años y US$12.5 millones, pero eso fue después de ser serios pretendientes para adquirir los servicios de Abreu.

"Sabíamos que éramos uno de los interesados en firmarlo y habíamos avanzado bastante en el proceso", declaró el dirigente de Colorado, Walt Weiss. "Habíamos expresado bastante interés en el invierno, y todos los informes indican que definitivamente es un bateador para la parte gruesa de una alineación. Lo vimos por cuenta propia en el segundo partido (el martes)".

El miércoles, Abreu se fue de 4-2 con un doble. El oriundo de Cienfuegos llegó al jueves con promedio de .278, tres dobles, un triple, dos jonrones, 11 empujadas y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .955.