El terreno de juego tuvo que ser cubierto. (Jeff Chiu/AP)

OAKLAND, California-- El partido entre los Marineros de Seattle y los Atléticos de Oakland fue suspendido el viernes porque el campo estaba inundado y tanto ambos equipos como los jueces consideraron peligroso jugar en esas condiciones.

David Rinetti, vicepresidente de los Atléticos para operaciones de estadio, dijo que la lona fue quitada de antemano en un intento para que el campo se secara durante la noche anterior, pero un aguacero imprevisto causó mayores problemas.

Diversas cuadrillas de trabajadores laboraron incesantemente entre el lodo que había en el cuadro desde las siete de la mañana hasta las 7:05 de la noche, la hora a la que debía comenzar el encuentro.

Antes de la cancelación del partido se había anunciado que sólo había una demorado.

Los Atléticos recurrieron a un experto del clima para decidir qué hacer con la lona.

Los jugadores de ambos equipos decidieron jugar el sábado en la tarde un partido en lugar de disputar una doble cartelera dividida, que tendrá lugar después.