Los Bravos firmaron a Ervin Santana poco después de enterarse de la gravedad de la lesión de Kris Medlen.

Fredi González no pudo hacer otra cosa que rendirse en elogios hacia el gerente de los Bravos de Atlanta. Después de todo, en los días previos, los campeones vigentes del Este de la Liga Nacional habían perdido por lesiones de codo a dos de sus lanzadores abridores y un tercero marcha retrasado con su preparación.

La crisis de lesiones, que dejó fuera de servicio a Kris Medlen y Brandon Beachy, amenazaba con minar las aspiraciones de Atlanta mucho antes de la temporada regular.

Pero aún había un agente libre que estaba sin firmar contrato y el gerente Frank Wren se movió rápido para adquirir al dominicano Ervin Santana.

"Este individuo ha hecho que podamos seguir teniendo una rotación fuerte", declaró González, el piloto cubano de los Bravos, alabando a Wren. "Perdimos a Medlen y luego a Beachy, todo en dos días y medio. Salió a buscar y encontró al mejor lanzador que estaba disponible".

Los Bravos tenían previsto comenzar la campaña con un gasto de nómina que debía ceñirse a los 100 millones de dólares, pero perder a dos tercios de los integrantes de la rotación debilitaba al equipo ante la que se espera sea una reñida pugna con los Nacionales de Washington por el cetro de la división.

Liberty Media, el consorcio de compañías de entretenimiento que es dueño de la franquicia, dio la luz verde para contratar a Santana por un año y 14,1 millones de dólares.

"Esta fue una decisión increíble por parte de la organización, porque esto nos dejará muy por encima del presupuesto que habíamos previsto para este año", dijo Wren. "Los dueños entendieron que esto era importante para el equipo".

La desesperación de los Bravos se entendía, ya que Medlen (15-12 y 3.11 de efectividad) y Minor (13-9, 3.21) fueron piezas fundamentales en la pasada campaña, en la que Atlanta sucumbió en la primera ronda de los playoffs a manos de los Dodgers de Los Ángeles. También confiaban en un retorno pleno de Beachy, quien había sido uno de los abridores más destacados de 2012 hasta que debió pasar por el quirófano.

Pero con Santana tendrán a un pitcher que fue seleccionado al Juego de Estrellas en 2008 y que tres años después lanzó un juego sin hits, además de cinco campañas con por lo menos 10 victorias y dos de 16 triunfos. El derecho dominicano lanzará por primera vez en el Viejo Circuito tras una década en la Americana con los Angelinos y Reales.

Ese tipo de experiencia complementará al colombiano Julio Teherán (14-8) y Alex Wood, dos lanzadores con apenas dos años en las mayores. También cuentan con el novato David Hale y el veterano venezolano Freddy García, quienes no han tenido una buena pretemporada. Otra opción es Gavin Floyd, pero éste aún se recupera de una operación de Tommy John y se estima que no sería hasta mayo cuando pueda estar listo para lanzar.

------

PRESERVANDO EL FUTURO:

Hasta el fichaje de Santana, el invierno de los Bravos se caracterizó por dejar ir a agentes libres, como ocurrió con el receptor Brian McCann (Yankees) y los abridores Tim Hudson (Gigantes) y Paul Maholm (Dodgers).

Se concentraron en renovarle los contratos a una camada de peloteros jóvenes.

La renovación más sobresaliente fue la del inicialista Freddie Freeman, cuyo pacto de ocho años y 135 millones representa el más jugoso en la historia del club.

Además, Teherán fue atado por seis años y 32,4 millones; el torpedero Andrelton Simmons por siete años y 58 millones; el excepcional taponero Craig Kimbrel aceptó 42 millones por cuatro años; y el jardinero derecho Jason Heyward aceptó 13,3 millones por dos años.

------

LO QUE DEBE SALIR BIEN:

La ofensiva de los Bravos lideró la Liga Nacional con sus 181 jonrones, con Justin Upton, Freddie Freeman, Evan Gattis y Dan Uggla alcanzando los 20. El tercera base Chris Johnson quedó segundo en el circuito con su promedio de .321 al bate.

Heyward y Freeman se formaron juntos en las menores. Con el retiro de Chipper Jones y la marcha de McCann, ambos heredan la condición de líderes.

Freeman fue quinto en la votación del Jugador Más valioso de la Nacional tras una campaña con el segundo mejor promedio de las mayores con corredores en posición de anotar (.443). Heyward (.349 de embasado) fue de menos a más, luego González le puso como primero al bate.

El bullpen comandó las mayores con su efectividad de 2.46. Kimbrel empató el liderato de las mayores con Jim Johnson (Orioles) con sus 50 rescates, acumula 153 en las tres últimas campañas y un alucinante total de 381 ponches en algo más de 227 innings en su carrera. El venezolano Luis Avilán fue el líder de apariciones (75). El zurdo Eric O'Flaherty firmó con Oakland, pero Jonny Venters se reincorpora tras operarse al codo, uniéndose a Avilán, Jordan Walden, David Carpenter y Anthony Varvaro.

------

EL PEOR ESCENARIO:

¿Tiene remedio Dan Uggla y B.J. Upton? Ambos veteranos que cobran salarios millonarios perdieron la titularidad en sus puestos al final de la campaña pasada, terminando con promedios al bate por debajo de .200. Al segunda base Uggla aún le deben 26 millones por dos años y su declive ha sido alarmante, con un porcentaje bajo .240 en tres temporadas seguidas. Si bien disparó 22 jonrones, apenas empalmó 10 dobletes y sus 171 ponches empataron su récord personal.

El debut del jardinero central Upton no pudo desafinar más tras haber firmado como agente libre por cinco años y casi 76 millones. Apenas conectó nueve jonrones, bateó para .184 y su OPS (embasado más slugging) fue un ínfimo .557. Sin McCann (20 o más jonrones en seis temporadas seguidas), los Bravos precisan que Upton recupera su poder.

Aunque pegaron muchos jonrones, los Bravos se poncharon 1.384 veces, la tercera campaña seguida en la que fijaron un récord para la franquicia en ese renglón. Han podido sobrevivir con tantos ponches. Pero si su pitcheo flaquea, la tendencia de abanicar la brisa podría costarles caro.