Los Yankees conectaron 15 imparables un día después de irse sin hits contra los Marlins.

PANAMA -- CC Sabathia lanzó cinco innings sin permitir hits ni carreras y una escuadra de los Yankees de Nueva York se redimió el domingo en la casa de Mariano Rivera al vapulear 7-0 a los Marlins de Miami.

Los Yankees venían de perder la noche anterior 5-0 en un partido en que no lograron conectar imparables. Fue el primero de dos duelos de la llamada "Serie de la Leyenda", en honor al retirado cerrador de Nueva York.

Sabathia, el as de la rotación de abridores de los Yankees, hizo su tercera apertura en lo que va de la pretemporada de las Grandes Ligas, después de sufrir una derrota y registrar efectividad de 5.40 en sus dos primeras salidas.

En medio de una tarde soleada y ante más de 20.000 espectadores en el Estadio Rod Carew, Sabathia mantuvo silenciados a los Marlins, al día siguiente en que estos consiguieron la victoria sin permitirle hit a sus rivales. El zurdo de Nueva York no dio bases por bolas y recetó cinco ponches.

El puertorriqueño Carlos Beltrán y los venezolanos Francisco Cervelli y Yangervis Solarte ayudaron a la ofensiva de Nueva York con hits remolcadores.

Derek Jeter estuvo el domingo como bateador designado, cediendo su posición de shorstop a Dean Anna. Se fue de 3-0, con una base por bolas. El capitán de los Yankees solo ha conectado cuatro hits en 31 turnos al bate.

El panameño Roberto "Mano de Piedra" Durán, ex boxeador que conquistó cuatro títulos mundiales, fue el encargado de hacer el lanzamiento de honor y tuvo como cátcher al jardinero de los Marlins Giancarlo Stanton.

Un doblete de Dean Anna contra el abridor derecho Nathan Eovaldi empujó al venezolano Cervelli para la primera carrera de los Yankees en el segundo inning. Los "Bombarderos del Bronx" fabricaron un racimo de cuatro carreras en la quinta gracias a hits remolcadores de Beltrán, Cervelli y Solarte contra el relevista Adam Conley.

Nueva York aumentó la diferencia con dos más en la novena.

"Fue un poco extraño", dijo el manager de los Yankees Joe Girardi, en referencia a que por segundo día casi se da un partido sin hits ni carreras. El pitcheo de Nueva York solo permitió un hit de Stanton.

El público panameño disfrutó con la recuperación de los Yankees. En Panamá hay muchos seguidores del club neoyorquino.

En las graderías se mostraban pancartas con las leyendas en español de "Te amamos NY", "Esperamos que regresen" y "Love, Jeter".

"El pueblo de Panamá tuvo la oportunidad de ver algo bueno de bateo, un buen pitcheo, algunas muy buenas jugadas defensivas. Llegaron a ver mucho", expresó Girardi, quien aseguró que le encantaría regresar.

"Creo que fue un lugar maravilloso para jugar", subrayó. "La gente de Panamá fue tremenda con nosotros, nos trataron muy, muy bien".

"¿Con qué frecuencia se llega a ver a Mariano Rivera y Roberto Durán tirar la primera bola?", se preguntó Girardi. "Pienso que hoy fue un día realmente genial... fue un viaje estupendo".

Rivera hizo el lanzamiento de honor el sábado y David Robertson se lo recibió, en un hecho lleno de simbolismo. Robertson va a tomar esta temporada el rol de cerrador que dejó Rivera, quien se retiró después de 19 campañas con Nueva York, en las que impuso el récord histórico en salvamentos con 652.

Sabathia, quien un día antes había prometido que haría una buena presentación en la loma de lanzar frente a la gente de Rivera, cumplió, al apagar los bates de los Marlins. Mejoró así su foja de pretemporada 1-1 y su efectividad quedó en 2.70.

A pesar de que no llegó a conectar hits en los dos partidos, Jeter se lleva gratos recuerdos de la tierra de su enntrañable compañero Rivera y pregona que la pasó de maravillas en Panamá.

"Fue divertido", señaló. "Me alegro de haber tenido la oportunidad de venir y tuve la oportunidad de honrar a Mariano aquí en su país natal. Sé lo mucho que significaba para él y me alegro haber venido en nombre de la organización".

Jeter está de regreso esta pretemporada después de haber jugado solamente 17 partidos en la campaña de 2013. Se fracturó un tobillo en los playoffs del 2012.

En febrero de este año y a punto de cumplir 40 años, el capitán de los Yankees ha anunciado que la temporada del 2014 será su última.

Girardi ha dicho que van a llevar con mucho cuidado a Jeter. Ha señalado que lo van a alternar en el juego, es decir, habrá veces en que solo estará como bateador designado, sin ver acción en el terreno como campocorto, como pasó el domingo.