Neftalí Féliz. (Tony Gutierrez/AP)

SURPRISE, Arizona - El pitcher dominicano de los Rangers, Neftalí Féliz, hiló su cuarta entrada en blanco el jueves al permitir un hit y ponchar a un bateador en un juego de pretemporada contra los Gigantes.

Después del partido, al manager Ron Washington se le pidió que evaluara la actuación de Féliz.

"Estuvo igual", respondió el capataz.

¿Es eso bueno o malo?

"No estuvo mal", dijo Washington. "Está sacando outs. Pero hay más por hacer. Es cuestión de esperar. Debe seguir sacando outs con lo que tiene".

Féliz cedió dos carreras en un partido interescuadras y otras dos en su primer compromiso en la Liga del Cactus. Desde entonces, el quisqueyano, quien lucha por volverse a adueñar del puesto de taponero en los Rangers, ha permitido apenas cuatro hits con un boleto y un ponche en cuatro innings de labor.

"Ahora mismo, me siento muy contento", dijo Féliz. "He estado trabajando en mi mecánica y en mantener baja la bola. Me ha ido bien. Estoy trabajando en las cosas que necesito perfeccionar y con cada salida voy mejorando".

Los Rangers están pendientes de la velocidad de Féliz, cuya recta se mantiene en 92 y 93 millas por hora. Antes de someterse a una cirugía Tommy John el 1 de agosto del 2012, el dominicano promediaba 96 mph con su recta y de vez en cuando tiraba una de 100.

"No estoy enfocado en la velocidad", dijo Féliz. "Estoy trabajando en lo que necesito trabajar. Me estoy concentrando en mantener baja la bola y en usar mis otros pitcheos. Creo que la velocidad regresará pronto. Me siento bien tirando entre 93 y 94 mph. Sé que por ahí viene más y estará ahí consistentemente. Por ahí viene".

Si Féliz hubiese recuperado la velocidad de la que gozaba antes de la cirugía, es muy probable que los Rangers ya lo hubieran nombrado su taponero para la temporada del 2014. Pero ese no es el caso y Washington sigue esperando antes de hacer algún anuncio al respecto.

Al piloto le agrada que Féliz esté progresando en comparación con el inicio de los entrenamientos, cuando se vio obligado a trabajar con el coach de pitcheo Mike Maddux a diario para corregir su mecánica. Aunque aún no ha recuperado su velocidad del todo, Féliz está utilizando su slider y su cambio.

"Veo lo mismo que ve Féliz", dijo Washington. "Veo que está repitiendo su envío y que está tirando la bola baja dentro de la zona de strikes. Está usando todos sus lanzamientos. En algún momento podrá soltarse y pitchear con todo. No sé cuándo sucederá, pero espero que sea pronto".

La demora en tomar la decisión podría deberse a más que la velocidad. Los Rangers quizás teman que Féliz se conforme y deje de esforzarse durante las últimas dos semanas de los entrenamientos. El equipo está consciente de que el mexicano Joakim Soria, quien se sometió a una cirugía Tommy John el 3 de abril del 2012, está disfrutando de una pretemporada excelente y representa una opción para el noveno inning.

Soria tuvo 160 rescates como taponero de los Reales del 2007-11 antes de lesionarse el codo. Los Rangers también cuentan con el diestro Tanner Scheppers, quien tuvo una campaña espectacular como preparador de mesa en el 2013 pero aún compite por un puesto en la rotación.

Féliz llegó a los entrenamientos decidido a recuperar el rol de cerrador. Desde el 2009-11, el quisqueyano registró 74 salvamentos antes de trasladarse a la rotación en el 2012. A pesar de que Féliz había sido seleccionado para el Juego de Estrellas como taponero, Texas intentó convertirlo en abridor. Dicha idea quedó descartada tras la operación de Féliz, quien ahora está enfocado en ganarse el puesto para cuando los Rangers inicien la temporada regular contra los Filis el 31 de marzo.

"Estaré listo para hacerlo, pero no es decisión mía", dijo Féliz. "Estaré listo para hacer lo que el equipo me pida. Estoy trabajando con el fin de ser cerrador, pero es decisión de ellos".