Fredi González. (AP)

WASHINGTON - Ha sido fácil no ponerle tanta atención a los Bravos, dado el hecho de que llevan 161 días en el primer lugar de su división.

Recuerden que la pelea por la cima de la División Central de la Liga Nacional ha sido una lucha de tres pesos pesados. Y en el Oeste, los Dodgers han realizado una de las mejores actuaciones en un período de tres meses en la historia de Grandes Ligas.

¿Y los Bravos? Como de costumbre, no ha habido drama. Como de costumbre, han hecho lucir todo fácil. Atlanta es una maquinaria de béisbol inteligente y eficiente. Es un equipo que lo hace todo bien. Ahí no hay sorpresas, porque así los Bravos han hecho las cosas durante la mayor parte de las últimas dos décadas.

La organización de los Bravos ha hecho la transición de un gran gerente general, John Schuerholz, a otro, Frank Wren. Se ha hecho otra transición exitosa en el puesto de manager, de Bobby Cox al cubano Fredi González. En el montículo, Kris Medlen y Mike Minor han surgido como los nuevos líderes de la rotación.

Entonces, mientras Atlanta se acerca a otro título divisional (sorpresivamente, será su primero en ocho años), hay que reconocer su logro. Una cosa es ser líder de una división de costa a costa-los Bravos se han pasado un solo día fuera de la cima del Este-otra es tener una ventaja de 5.0 juegos en abril y metódicamente construir a base de eso.

La forma en que Atlanta ha triunfado habla bien de la organización entera. Olvídense de las posiciones por un momento. El 2013 no ha sido una temporada fácil para Atlanta, pero el equipo ha hecho algunos movimientos bien inteligentes y su sistema de liga menor ha aportado refuerzos importantes.

Se pensaba que los Bravos y los Nacionales disputarían el Este, pero sólo Atlanta ha cumplido con las expectativas y ahora tiene casi asegurado el título divisional.

La tropa de González ha hecho todo esto al jugar bastante tiempo sin los servicios de nombres como Brian McCann, Tim Hudson, Jonny Venters, Jason Heyward y Brandon Beachy. En otros casos, ha habido bajones ofensivos durante toda la campaña-el más notable ha sido de B.J. Upton.

Sin embargo, la escuadra ha seguido a flote debido a jugadores como Freddie Freeman (21 jonrones y 99 empujadas), Justin Upton (25 HR) y el curazoleño Andrelton Simmons (15 HR, más una gran defensa en el campo corto). El tercera base Chris Johnson lleva promedio de .330 y coquetea con un título de bateo. Craig Kimbrel (47 salvamentos) ha vuelto a encabezar el mejor bullpen de la Nacional. Minor (13-7, EFE de 3.15) se ha visto sólido, mientras que Medlen (14-12, 3.32) está terminando fuerte luego de confrontar problemas a mediados de la temporada.

Con el novato Alex Wood (3-3, 3.45), el receptor Evan Gattis (19 jonrones) y el colombiano Julio Teherán (12-8, 3.14), Atlanta ha contado con más aportes inesperados.

De su parte, González ha hecho que las piezas encajen perfectamente. Una de sus decisiones más inteligentes fue colocar a Heyward como primer bate en julio. En ese momento el jardinero bateaba apenas .223, pero tuvo .341 abriendo el ataque ofensivo antes de sufrir una fractura en la mandíbula al recibir un bolazo de Jon Niese.

En diferentes momentos, los Dodgers, Cardenales, Piratas y otros han lucido como el mejor equipo de la Nacional. Los Bravos no han acaparado tantos titulares, pero han estado firmes todo el tiempo.