Henry Urrutia

NUEVA YORK -- Después de dos intentos de desertar de Cuba, problemas de visa y posteriormente las negociaciones para firmar con un equipo del béisbol organizado de los Estados Unidos, Henry Urrutia por fin ha pisado un terreno de Grandes Ligas.

El prospecto de los Orioles fue convocado al Juego de las Futuras Estrellas en el Citi Field, como parte de las actividades del 84 Juego de Estrellas. Y aunque se fue de 3-0 (con una base por bolas) en el partido, el cubano de 26 años disfrutó en grande la experiencia.

"Ha sido el momento más emocionante de mi vida deportiva", dijo Urrutia, oriundo de Las Tunas. "Eso me da mucho aliento para seguir adelante y seguir luchando para llegar a las Grandes Ligas."

Aunque está en su primera temporada como profesional, Urrutia no es ningún "novato" de la pelota. Llegó a los Estados Unidos con amplia experiencia en la serie nacional cubana, precisamente con Las Tunas.

Su juego pulido se ha visto en el terreno de juego en el sistema de Baltimore, primero con Doble-A Bowie y luego Triple-A Norfolk.

Entre ambas sucursales el guardabosque lleva promedio de .365 en 260 turnos al bate, con porcentaje de embasarse de .427, slugging de .531 y OPS de .958. Ha conectado siete cuadrangulares y 20 dobles, además de empujar 43 carreras.

Ha sonado el nombre de Urrutia para subir a las Grandes Ligas este mismo año con los Orioles, que buscan un impulso en la segunda mitad para clasificar en la Liga Americana desde la difícil División Este de la Liga Americana.

"Ese es el sueño mío desde que firmé con la organización", dijo Urrutia acerca de la posibilidad de ser ascendido al equipo grande. "Yo me propuse subir a las Grandes Ligas este mismo año.

"Ya todo dependerá de si los directivos de la organización creen o no si estoy listo, pero sigo trabajando fuerte y voy a dar todo de mí por esta organización y por los fanáticos de los Orioles."

Ha habido una ola impresionante de cubanos que han llegado a la Gran Carpa en años recientes. Yasiel Puig, Aroldis Chapman, José Iglesias y Yoenis Céspedes son sólo algunos de los compatriotas de Urrutia que han dejado huella en las mayores. Definitivamente, éste último quiere seguirles los pasos.

"Tuve la oportunidad de jugar con todos esos peloteros, con Chapman, con Puig, con Céspedes, con Kendrys (Morales)", comentó Urrutia. "Ellos han demostrado que sí se puede.

"A nosotros como cubanos nos da mucha alegría y a mí me da mucho aliento y muchas fuerzas para seguir luchando y llegar a las Grandes Ligas."

Diferente a los casos de prospectos de otros países latinoamericanos, los cubanos muchas veces representan una incógnita cuando salen de su país a jugar a nivel profesional en Estados Unidos. Pero cuando se trata de Urrutia, todo hasta ahora ha sido positivo. El jardinero está decidido a mantenerse así y vestir el uniforme de Baltimore en el Camden Yards.

"Yo lo que sí puedo asegurar es que me he preparado y los resultados están saliendo en ligas menores", manifestó. "Pienso que con mucha preparación y mucha dedicación, eso va a salir."