Víctor Martínez

WASHINGTON -- Las buenas noticias para el toletero venezolano de los Tigres, Víctor Martínez, es que el nuevo calendario de Juegos Interligas -- con series en estadios de la Liga Nacional esparcidas durante toda la temporada en vez de un largo trecho en junio -- significa que no tendrá que preocuparse por no ver mucha acción por su condición de bateador desginado. Como es el caso en la serie de dos partidos de Detroit en Washington, no es mucho tiempo.

Sin embargo, la mejor noticia es que el cañonero piensa que puede estar detrás del plato cuando los Tigres visiten a los Mets para una serie de tres partidos en agosto y a los Marlins al final de la campaña.

"Mis rodillas se sienten bastante bien, todo se encuentra bien", manifestó Martínez. "Espero que para finales del año pueda recibir algunos juegos".

De hecho, Martínez dijo que podría ponerse la máscara en caso de una emergencia.

"Me encuentro bien de salud", agregó Martínez. "Sería solamente cuestión de estar listo".

Es una perspectiva interesante para alguien que se perdió toda la temporada pasada mientras se recuperaba de una operación en una rodilla, pero es algo que ha sido una opción durante un buen tiempo. El dirigente Jim Leyland tampoco la descartó en los Entrenamientos de Primavera.