Michael Pineda. (Scott Iskowitz/AP)

TAMPA, Florida -- El pitcher Michael Pineda ha estado haciendo algunos progresos en su programa de rehabilitación con los Yanquis de Nueva York y el lunes estará en el montículo en un partido de entrenamiento.

"Me siento bien, estoy trabajando duro y preparándome", afirmó el miércoles Pineda, que se perdió toda la temporada pasada tras ser operado del hombro y espera ser enviado pronto a las ligas menores. "Estoy verdaderamente contento".

Y, después de entrenar, el derecho se llevó una sorpresa: un jonrón de una práctica de bateo penetró una ventanilla trasera de su camioneta deportiva en el estacionamiento del complejo de ligas menores de los Yanquis, dejándole un agujero del tamaño de una pelota de softbol.

Pineda sonrió mientras la llevaba a reparar.

Por otro lado, el antesalista Alex Rodríguez, de vuelta tras una operación de cadera en enero, trotó, atrapó pelotas y practicó bateo en una jaula durante su tercer día en el complejo.

El dominicano Iván Nova, fuera de acción desde fines de abril debido a un tirón muscular en su tríceps derecho, permitió dos carreras en poco más de cuatro innings en un partido de entrenamiento. El derecho dijo estar listo si los Yanquis desean que regrese con el equipo para que lance el lunes.

Curtis Granderson volvió a jugar en los tres jardines y bateó un jonrón. Se espera que regrese con los Yanquis este mes.