El Wrigley Field. (Jim Prisching/AP)

CHICAGO -- Los Cachorros de Chicago hallaron una cabeza cercenada de cabra en el Wrigley Field el miércoles, y están manejando la cruel referencia a una larga maldición como un delito.

La Policía de Chicago recibió una llamada luego que un hombre detuvo la camioneta tipo van que iba conduciendo, caminó con una caja hacia el ingreso sobre Waveland Avenue y sin mediar palabra bajó la caja, dijo el vocero de los Cachorros, Julian Green.

Los guardias de seguridad abrieron la caja, dirigida al propietario del equipo Tom Ricketts, y descubrieron la cabeza cercenada. El club de inmediato llamó a la Policía.

Green dijo el jueves que el equipo entregó a la Policía el video de vigilancia y agregó que desconoce por qué alguien dejaría una cabeza de cabra. La Policía no comentó sobre quién podría haber dejado la cabeza o un motivo posible --sólo se refirió a la cabeza en un breve comunicado como un "paquete intimidatorio".

El manager del club, Dale Sveum, dio una teoría, o algo parecido.

"Obviamente, tan solo se trata de un desafortunado aficionado que hizo algo muy estúpido", dijo.

Sin embargo, la importancia de la cabra, pasó desapercibida por todos. En 1945, el propietario de una taberna llamado William "Billy Goat" Sianis trató de llevar una cabra a un partido de Serie Mundial, pero se le dijo que su cabra --para la cual había comprado boleto-- apestaba demasiado como para permitir su ingreso. Enojado, Sianis lanzó una maldición al equipo y desde entonces los Cachorros no han regresado a la Serie Mundial.