Curtis Granderson. (AP)

TAMPA, Florida -- Curtis Granderson trotó a la primera base tras ser golpeado por un lanzamiento en el antebrazo derecho. Todo parecía ser una molestia menor. Cuando unas dos horas después regresó al estadio con un cabestrillo, fue evidente que los Yanquis de Nueva York tenían un problema muy serio en su ofensiva.

En su primer turno al bate en la pretemporada, el toletero sufrió el domingo una fractura en el brazo cuando fue impactado por un lanzamiento de J.A. Happ, de los Azulejos de Toronto, en la parte baja de la primera entrada. Se estima que el jardinero recién podría volver hasta la primera semana de mayo.

"Grandy no es un bate que, digamos, es fácil de reemplazar, pero ya encontraremos la manera", señaló el entrenador de los Yanquis, Joe Girardi. "No hay que lamentarse".

Los Yankees, que fueron derrotados 2-0 por un equipo de los Azulejos, dijeron al principio que se trataba de un magullón, pero luego las radiografías mostraron la fractura.

"Tuvimos un pequeño contratiempo con el quinto lanzamiento", dijo Granderson. "Ahora a reposar, recuperarse, regresar y estar listos para jugar cuando llegue el día".

El equipo informó que Granderson podría ausentarse 10 semanas, lo cual significa que se perderá casi un mes de la temporada regular.

"Mentalmente, uno entiendo que esto es así, pero al mismo tiempo no hay mucho que yo pueda hacer, salvo hacer lo mejor que pueda para que no empeore", expresó Granderson. "Estar listo para seguir".

La baja de Granderson es un duro golpe para Nueva York, que echará de menos los servicios de Alex Rodríguez al menos hasta la pausa del Juego de Estrelllas.

Granderson fue el líder de jonrones de los Yanquis la pasada campaña con 43.

El venezolano Juan Rivera y Matt Díaz, quienes pujan por un puesto en el roster como suplente en los jardines, podrían recibir más oportunidades de juego.