HOUSTON - Considerando la pasión que Brandon Barnes muestra cuando juega béisbol, no es una sorpresa que él fue uno de los favoritos de los fanáticos en Caracas Venezuela, durante su participación en la liga invernal de Venezuela durante esta temporada baja.

Barnes, un jardinero excitante que hizo su debut en las Grandes Ligas con los Astros este año, jugó en 28 juegos con Caracas y promedió .292 con cuatro jonrones y 20 carreras empujadas en 28 juegos. El pegó 31 hits, incluyendo tres dobles y tres triple.

La meta principal de Barnes en Venezuela era refinar su enfoque en el plato, convertirse en un bateador con más disciplina y ver más lanzamientos.

"Sentí que estaba haciendo mi trabajo, estaba viendo más lanzamientos y trabajando en como batallar y salirme de situaciones cuando tengo dos strikes", dijo Barnes. "Me sentí más cómodo cuando tenía dos strikes. Al final, sabía lo que tenía que hacer y uní mi enfoque agresivo con mi paciencia, y sentí que todo trabajó. Voy a beneficiar este año si hago eso."

El regreso a su hogar en California el mes pasado, y ya está ansioso para la temporada 2013 pero con buenos recuerdos de su tiempo en Venezuela.

Jugando en una atmosfera intensa sólo puede ayudar a Barnes la próxima temporada, cuando se espera que competirá por un puesto en el roster de los Astros durante los entrenamientos primaverales. El jugó el último mes de la temporada con Houston, y terminó con promedio de .204 con un jonrón y siete carreras empujadas.

Los números combinados de Barnes con Doble-A Corpus Christi y Triple-A Oklahoma City el año pasado fueron .321 con 12 jonrones, 69 carreas empujadas, y 21 bases robadas. Hizo su debut en las Grandes Ligas el 7 de agosto, y una semana después, pegó su primer jonrón de por vida.

"Ese es mi meta, ganarme un trabajo y jugar todos los días en los jardines de los Astros, "dijo Barnes. "Trabajaré mucho durante los próximos tres meses. Ha sido mi sueño desde pequeño, y lo dejaré todo en el terreno."