MARACAIBO, Venezuela -- Una vez más la tierra del sol amada se iluminó a su máxima potencia para recibir a Don Luis Aparicio Montiel, en el estado que lleva el nombre de su padre, para que entregase por novena ocasión la estatuila, que con su imagen, reconoce el trabajo del venezolano más destacado en la gran carpa durante el presente año, que en 2012 fue Miguel Cabrera.

Esta vez los protagonistas del Juego de La Chinita fueron Tiburones de La Guaira y los dueños de cara Águilas del Zulia, quienes cedieron su antesala para el acto de entrega del Premio Luis Aparicio, distinción que se entrega el 18 de noviembre de cada año por ser la fecha en que debutó Don Luis Aparicio Montiel en el beisbol profesional venezolano.

A las 11 de la mañana marabina se abrió la puerta del leftfield del "Luis Aparicio El Grande" para que de él saliera el clásico Chevrolet Impala 1957, descapotable, blanco, que conduciría a Luis Aparicio Montiel y Miguel Cabrera hasta el homplate del nido aguilucho para los actos protocolares.

Miguel Cabrera, primer pelotero en ganar la distinción en tres oportunidades, dos de ellas por unanimidad, primer latinoamericano en obtener una triple corona de bateo en grandes ligas y primer venezolano en obtener el MVP de alguna liga en Major League Baseball (la Americana en este caso),visiblemente emocionado, dijo no creer todo lo que ha vivido este año en su carrera y que gracias a Don Luis es que se abrieron las puertas de todos nosotros en las grandes ligas.

Luego se produjo el lanzamiento inicial que fue recibido por un MVP en serie de campeonato: Jesús Marcano Trillo.