(AP)

ATLANTA - Los Bravos no llegarán al último mes de la temporada pensando que tengan asegurado un puesto en los playoffs-todos recuerdan el colapso de septiembre del 2011, pero ahora el equipo luce más preparado para terminar fuerte.

"No estoy pensando en el año pasado", dijo el tercera base veterano Chipper Jones. "No estoy pensando en ayer y no estoy pensando en mañana. Sólo trato de salir a jugar el juego. Voy a salir a jugarlo lo mejor posible y dejar que las cosas caigan en su lugar."

Mientras Jones se prepara para ponerle punto final a su ilustre carrera, todo el mundo está consciente de que sería un golpe durísimo repetir el fracaso del año pasado-cuando Atlanta dejó escapar una ventaja de 9.5 juegos por el comodín de la Liga Nacional en septiembre. Hubiese sido el mayor colapso en la historia de Grandes Ligas si los Medias Rojas no hubieran superado eso simultáneamente en la Liga Americana.

Desde entonces, Boston ha hecho una limpieza en la gerencia, el duguot y el terreno. Los Medias Rojas ya piensan en el futuro. De su parte, los Bravos han hecho algunos cambios de menor grado y están en posición de volver a la postemporada por primera vez desde el 2010.

A pesar de perder ocho de sus últimos 12 partidos, los Bravos aún encabezan los comodines de la Nacional. El equipo está a 5.0 juegos de los Nacionales en la División Este y tiene ventaja de 3.5 partidos sobre los Piratas, el primer equipo fuera de los dos comodines.

Carga de trabajo de los relevistas de Atlanta, 2011 vs. 2012
2011 Juegos IL
Venters 70 73 2/3
Kimbrel 65 63 2/3
O'Flaherty 62 67 2/3
2012 Juegos IL
Venters 53 44 2/3
Kimbrel 48 48
O'Flaherty 51 45 2/3

"Creo que hemos tratado de aprender de lo que pasó el año pasado", dijo el jardinero central de los Bravos, Michael Bourn. "Sabemos lo que pasó el año pasado. En este juego no puedes presumir nada."

Quedando 31 partidos en esta temporada, Atlanta está esencialmente en el mismo lugar donde estaban a esta altura del 2011, justo cuando empezó el declive. Los Bravos ganaron apenas 10 de sus últimos 29 encuentros y fueron superados por el comodín en el último día de la temporada.

"Honestamente, no creo que nadie aquí esté preocupado por lo del año pasado, para nada", dijo el derecho Tim Hudson. "El año pasado fue el año pasado. Somos un equipo diferente al del año pasado. Lo único que podemos hacer es controlar lo duro que juguemos y tratar de hacer nuestro trabajo de la mejor manera posible. Hicimos eso el año pasado, pero no ganamos. Creo que somos mejor equipo ahora."

Si bien es cierto que fue increíble la forma en que colapsaron los Bravos la temporada pasada, también es verdad que para septiembre ya había señales de decaimiento. Tommy Hanson y Jair Jurrjens tuvieron problemas en la segunda mitad de la campaña; ambos dejaron de lanzar a fines de agosto. La rotación consistía de Hudson, tres novatos-Brandon Beachy, Mike Minor y el panameño Randall Delgado-y Derek Lowe, quien había perdido toda confianza es sí mismo para esa época.

Además de los problemas en la rotación, los tres mejores relevistas de Atlanta-Craig Kimbrel, Eric O'Flaherty y Jonny Venters-sufrían de fatiga. En cuanto a la ofensiva, hacía mucha falta Brian McCann, quien no se veía bien después de volver de una lesión en un oblicuo.

Ahora, con Jason Heyward acercándose a su potencial de pelotero élite, los Bravos están mejor armados para lidiar con las inconsistencias que han afectado a McCann otra vez este año. Y el pitcheo, tanto en la rotación como el relevo, está más descansado.

"Estamos mejor preparados para detener esas malas rachas", dijo Hudson. "Es vergonzoso lo que pasó el año pasado. Como peloteros, tenemos mucho orgullo. Sabemos que somos mucho mejores de lo que nos pasó. Fue una patada en el estómago. Nuestras actitudes no son diferentes este año. Aún nos enorgullecemos por lo que hacemos. Siento que no vamos a dejar que algo semejante vuelva a pasar."

Definitivamente, el bullpen está en mucho mejor forma, ya que los Bravos han jugado menos partidos de extrainnings y con diferencia de una sola carrera. Después de 131 juegos en el 2011, Kimbrel, O'Flaherty y Venters habían hecho 62 presentaciones y habían lanzado por lo menos 57.2 innings cada uno. Este año, ninguno ha participado en más de 54 encuentros ni ha tirado más de 48.0 entradas.

La rotación del 2012 se ha reforzado con las adiciones de Paul Maholm-adquirido de los Cachorros el 30 de julio-y Kris Medlen, quien ha pasado de ser relevista intermedio a abridor. Sin embargo, Hanson ha batallado últimamente y hay motivo para dudar de su capacidad de contribuir en el último mes.

Si Ben Sheets, un lanzador valioso y no costoso que llegó a Atlanta en julio, puede recuperar la salud, los Bravos podrían contar con una sólida rotación en septiembre. Por lo menos se le consideraría mucho mejor que la que tenían a esta altura del año pasado.

"Creo que hemos madurado un poco, que hemos crecido en comparación con el año pasado", dijo Bourn. "Creo que tenemos más experiencia que el año pasado y que tenemos la oportunidad de ser muy buen equipo en la recta final. Espero que lleguemos a los playoffs y espero que hagamos mucho una vez lleguemos."