(AP)

WASHINGTON -- Es difícil imaginar un integrante de los Bravos durante toda una carrera que no haya participado en un juego de postemporada. Pero así es el caso del venezolano Martín Prado.

Prado, uno de los peloteros más versátiles de Grandes Ligas, hizo su debut con Atlanta en el 2006, cuando terminó la increíble racha de 14 títulos divisionales consecutivos del equipo. Y cuando los Bravos volvieron a la postemporada en el 2010, el oriundo de Maracay estuvo lesionado y no pudo jugar. En el 2011, Prado fue uno de muchos integrantes del equipo que estuvieron por debajo en septiembre, cuando Atlanta colapsó y se quedó en el camino.

Esta vez, Prado está haciendo todo lo posible por cambiar su suerte. El miércoles conectó par de dobles para ayudar a los Bravos a conseguir una victoria por 5-1 sobre los Nacionales. En una serie de tres juegos en Washington, el veterano disparó seis hits, incluyendo cinco dobles.

"Hoy estuvo perfecto", dijo acerca de Prado el miércoles el manager de los Bravos, el cubano Fredi González. "Lo puedes poner en el jardín izquierdo y termina en la segunda base. Puede jugar en la primera. Puede jugar en la tercera. Ha jugado en el campo corto. Es una pieza valiosa, sobre todo en la Liga Nacional. Es una pieza crucial."

Prado no es el Bravo más valioso-esa etiqueta probablemente pertenezca a Michael Bourn o Jason Heyward y Chipper Jones. Pero quizás no haya nadie en Atlanta del que González dependa más.

El pelotero de 28 años ha sido convocado a un Juego de Estrellas, pero mayormente se ha mantenido bajo el radar de muchos seguidores de Grandes Ligas. Pero sus compañeros de equipo saben lo valioso que es. Los números también lo dicen.

"Prado es nuestro jugador más versátil", dijo Jones. "Lo puedes colocar en cualquier puesto en el orden de bateo. Lo puedes poner en cualquier posición a la defensa. Él nos permite ser un equipo versátil. Podemos intercambiar muchas cosas cuando está aquí-y ni hablar del hecho de que está bateando .300."

El venezolano ha sido titular en cinco posiciones diferentes este año, y en el transcurso de su carrera ha iniciado juegos en cada uno de los nueve puestos en el orden de bateo. Hay tremendo confort para un manager si cuenta con esa clase de jugador. Y es aun mejor si el muchacho rinde, algo que sí hace Prado.

Después de su excelente serie individual en Washington, Prado batea. 298 con porcentaje de embasarse de .356, slugging de .437, 65 anotadas y 14 bases robadas. Está recibiendo más boletos que nunca y ponchándose menos que en cualquier otro año de su carrera, con la excepción del 2011. Además, lleva un ritmo para establecer su mayor cantidad de dobles en una temporada. Estos números no son para acaparar muchos titulares, pero son bien valiosos, sobre todo para un jardinero/segunda base/torpedero/tercera base/primera base.

"Me siento bendecido", dijo Prado. "Eso comienza antes de los partidos, durante las prácticas de bateo. Fildeo los roletazos y me preparo para cualquier situación del juego. Eso es lo que quiero. Eso es lo que quiero ser. Quiero ser el jugador que necesite el equipo para cualquier situación."

Hace un año, a Prado no le fue muy bien. Se perdió un mes de la temporada debido a una infección en la rodilla derecha y, después de eso, nunca fue el mismo de antes. Puso los peores números de su carrera en promedio, porcentaje de embasarse y slugging.

Aunque surgió el nombre de Prado en rumores de cambio en el invierno, Atlanta no lo cambió y ahora el equipo ha sido premiado por eso. El venezolano ha sido clave a la hora de los Bravos enfrentar a los zurdos. Su versatilidad defensiva facilita mucha creatividad de parte de González. Por ejemplo, el miércoles Prado fue movido del jardín izquierdo a la segunda base para poder poner a Michael Bourn en el partido.

"El año pasado fue un tropezón en el camino", dijo Prado. "Tenía una infección, así que era algo que no podía controlar. Las cosas simplemente pasaron. Pero después de eso sentí que recuperé la confianza y me puse en buena posición para el equipo. Me preparé mucho."

Ahora se ven los dividendos, pero será mejor aun si resulta en la tan esperada participación en juegos en octubre.